Utilizar las redes sociales sin definir tus objetivos, es como cocinar sin ingredientes y esperar que quede sabroso. Ellos te dicen qué debes hacer, que debes medir, qué debes publicar, a quién debes dirigirte, cómo debes hablar, cómo debes hacerlo… son pequeños obstáculos que debes ir superando para conquistar la meta final.

Es importante que sepas que solo  muy pocas persona que se plantean objetivos de año nuevo, sienten que tuvieron éxito. El motivo es simple, se plantearon objetivos muy grandes, para periodos de tiempo bastante cortos.

Los objetivos en las redes sociales funcionan del mismo modo. Si te planteas objetivos mayúsculos para cumplirlos en muy poco tiempo, estás comprando un boleto directo hacia el fracaso.

Debes fijarte objetivos moderadamente difíciles. Si son imposibles de conseguir tu y te equipo se frustrarán en el camino y probablemente tirarán la toalla, por el contrario, si son muy fáciles no se sentirán realizados cuando conquisten la meta.

Tal vez ahora te estarás preguntando cómo deben ser tus objetivos. Deben ser SMART. Permiteme explicarte todo a detalle.

Objetivos SMART

Los objetivos SMART son una técnica común en el establecimiento de objetivos. Digamos que son una lista de 5 requerimientos que deben tener tus objetivos cuando los elabores.

SMART es un acrónimo de:

Específicos (Specific): Tus objetivos deben ser claros, simples y definidos.

Medibles (Measurable): Para poder saber con certeza si haz alcanzado o no un objetivo, debes ser capaz de medir tus resultados.

Alcanzables (Achievable): Es posible alcanzarlos o no. ¡Se realista!, ten en cuenta el esfuerzo, el tiempo, y el costo que supondrán para saber si son viables.

Relevantes (Relevant): Si estables objetivos irrelevantes para tu empresa, estarás yendo en la dirección equivocada.

Tiempo (Timely): Es importante que tengan una fecha de vencimiento. Un mes, 6 meses, un año, etc. No es lo mismo vender 10 autos en un mes, que hacerlo en un año.

 

En la definición de tus objetivos de redes sociales, comienza con las metas generales que te gustaría lograr en más de un año. Puedes alinear estos objetivos con la misión de tu empresa o tus metas anuales.

Ejemplos de objetivos SMART:

1- ¡Aumentar la cantidad de leads!

 Definición de objetivo SMART: Aumentar la cantidad de leads en un 15% durante los 2 meses próximos, para tener más ventas.

  • S:Aumentar la cantidad de leads
  • M:Un 15% más
  • A: Lo podemos conseguir
  • R:Queremos tener más ventas
  • T:Durante los 2 meses próximos

2- ¡Aumentar la cantidad de visitas de seguidores de facebook a nuestro sitio web! 

Definición de objetivo SMART: Aumentar la cantidad de visitas de seguidores de facebook a nuestro sitio web a 2,400 cada mes durante los próximos 6 meses, para incrementar el reconocimiento de marca.

  • S:Aumentar la cantidad de visitas de seguidores de facebook a nuestro sitio web
  • M:2,400 visitas cada mes
  • A: Lo podemos conseguir
  • R:Queremos aumentar el reconocimiento de marca.
  • T:Durante los 6 meses próximos

3- ¡Más seguidores en facebook! 

Definición de objetivo SMART: Incrementar la cantidad de seguidores en twitter a 50 cada semana para mejorar nuestra reputación online durante los próximos 4 meses.

  • S:Incrementar la cantidad de seguidores en twitter
  • M:50 cada semana
  • A: Lo podemos conseguir
  • R:Mejorar la reputación online
  • T:En 4 meses

4- ¡Subir más videos a Youtube! 

Definición de objetivo SMART: Subir 1 video cada semana a nuestro canal de youtube durante 8 meses para aumentar el engagement y mantener la comunidad activa.

  • S:Subir más videos a youtube
  • M:1 video cada semana
  • A: Lo podemos conseguir
  • R:Aumentar el engagement y mantener comunidad activa.
  • T:Hasta el 19 de septiembre de este mismo año.

5- ¡Responder más rápido a nuestros clientes! 

Definición de objetivo SMART: Subir 1 video cada semana a nuestro canal de youtube durante 8 meses para aumentar el engagement y mantener la comunidad activa.

  • S:Responder mas rápido a nuestros clientes
  • M:En una hora máximo
  • A: Lo podemos conseguir
  • R:Mejorar la reputación online
  • T:Durante los próximos 3 meses

Tal vez te interese: ¿Cuál es la mejor red social para tu empresa?

De cara a la fijación de objetivos te recomiendo que primero te plantees objetivos generales y luego los dividas en objetivos más pequeños. La razón es simple. Cuando te planteas un objetivo general solo ves los resultados a largo plazo, esto es importante porque si algo está saliendo mal solo te comenzarás a dar cuenta cuando hayas invertido recursos, tiempo y dinero o cuando lo hayas invertido todo al final del tiempo establecido.

Si tu objetivo debe cumplirse en un año, iniciarás a notar que algo va mal a medida que avance el tiempo o cuando se cumpla el año.

Sin embargo, si divides ese objetivo en pequeños objetivos lo empezarás a notar inmediatamente. Además del efecto psicológico que poseen; en lugar de ver los frutos y tener la satisfacción de haber llegado a la menta en un año, con objetivos más pequeños los verás cada semana, o cada mes. Te servirá como un energizante que te motivará durante todo el trayecto.

Mi analogía de los objetivos

analogia_objetivos_empresa_redes_sociales

Continuando con las analogías. Imagina que estás perdido en un largo, húmedo y peligroso bosque. Necesitas salir de allí lo más pronto posible. Te propones cruzar el bosque lleno de árboles, fango y muy mal terreno hasta llegar a la ciudad que está hacia el norte, tal vez a 130 KM de ti, dentro de dos semanas. Comienzas a caminar y al poco tiempo te comienzas a frustrar y a sentirte desmotivado. Esto se debe a que te fijaste un objetivo general y al caminar por tan inhóspito terreno sientes que has invertido mucha energía sin ver resultados. Lo correcto es que lo dividas en objetivos más pequeños. Puedes proponerte llegar a aquel árbol amarillento que se ve a lo lejos antes de caer la noche. Incluso puede ser llegar en poco tiempo hasta un árbol que solo está a 50 pasos de ti. Al finalizar el dia, estarás reposando bajo el amarillento árbol, lleno de satisfacción por haber cumplido tu objetivo.

Puede que con solo plantearte el objetivo general estuvieses bajo el mismo árbol amarillento, a la misma hora y que hubieses invertido los mismos recursos, pero psicológicamente solo estarías abrumado por todos los días y kilómetros que restan por recorrer, en lugar de estar pensando que pudiste llegar a ese árbol antes de que cayera la noche.

¿Notaste la diferencia?

Te puede interesar: 6 consejos de redes sociales que harán crecer tu empresa

Ejemplo de división de objetivos generales

Global: Obtener 14,400 visitas a nuestro sitio web en 6 meses, para incrementar el reconocimiento de marca.

Dividido: Obtener 2,400 visitas a nuestro sitio web cada mes durante 6 meses, para incrementar el reconocimiento de marca. (14,000 divido entre 6 es igual a 2,400) 

Más dividido: Obtener 600 visitas a nuestro sitio web cada semana durante 6 meses, para incrementar el reconocimiento de marca. (2,400 divido entre 4 es igual a 600) 

En lugar de estar pensando en unos meses que faltan siete mil visitas, cada semana solo estarás pensando que restan 100 o 200 visitas para completar tu “pequeño objetivo”. 

Mi último consejo (aunque repetido), es que te asegures que tus objetivos sean SMART. Recuerda que tu presencia en las redes sociales debe tener objetivos para poder saber cuáles acciones ejecutar y poder medir si vas por el camino correcto o el equivocado.